Mostrando entradas con la etiqueta estrategia comercialización turística. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta estrategia comercialización turística. Mostrar todas las entradas

La segmentación : Kit de supervivencia para la selva digital primera entrega.





La promoción y la comercialización on line especializada en turismo y vino.








Todos tenemos claro que estamos viviendo en una era digital. Con el nuevo milenio, nuestra forma de comunicar, de relacionarnos, de buscar información y de consumirla, ha cambiado: Internet se ha posicionado como el oráculo digital donde todos vamos a buscar respuestas. 
Así pues, toda empresa que quiera conseguir relevancia y posicionamiento debe conocer el funcionamiento del SMM (Social Media Market), las diferentes herramientas que lo configuran y sus reglas del juego. 

Nuestro Kit de supervivencia para la selva digital está estructurado para dar respuesta a las empresas que quieren implementar una estrategia comercial en el mercado online. 
                       Bienvenidos a nuestro viaje on line!!!!

Vender sin vender



Una buena estrategia de contenidos es la mejor táctica de comercialización

En el mercado actual la oferta es superior a la demanda. El consumidor vive rodeado de una avalancha de información que la mayor parte de las veces se pierde por los cerros de Úbeda.
El consumidor del siglo XXI cada día es más exigente: tiene claro lo que quiere y donde buscarlo… aunque no tiene tan claro lo que finalmente va a consumir.
Al consumidor del siglo XXI le gusta participar en la creación de bienes y en la generación de contenidos de manera activa, y acaba posicionándose como prescriptor de productos.
Por este motivo somos nosotros, los encargados de comunicación de la empresa,  los que tenemos que salir a buscarlo, allí donde se encuentre, y escuchar los temas que le interesan,  y conectar con él, y entablar conversación,  y hacernos sus amigos… hasta ganarnos su confianza para que finalmente quizás, y sólo quizás, consuma nuestros productos.

El receptor se ha convertido en el centro de nuestra estrategia.

Creación de producto enoturísticos en la bodega.





Creación de productos turísticos en la bodega.

Cuando hablamos de crear productos turísticos en la bodega, los propietarios siempre nos miran con cara extraña.
En su interior piensan:
- ¿Qué están diciendo estos iluminados?

La respuesta de los bodegueros ante este planteamiento es siempre la misma:
-La bodega es como es y las visitas se pueden hacer más amenas o menos, pero es lo que hay....
-¿Pretendéis que hagamos circo en nuestras instalaciones?

Estos días aprovechando la feria del vino de Falset he visitado la Cooperativa Falset-Marçà, he de felicitar a los gestores de la preciada cooperativa, que ya por si misma es un atractivo de primer orden. Es una de las famosas catedrales modernistas del vino, diseñada por el arquitecto Cèsar Martinell.
He de felicitarlos por la brillante iniciativa de teatralizar las visitas.
De acuerdo con el guión, un actor adopta el papel de Blai, un trabajador de la bodega que se encuentra con el imprevisto de explicar a un grupo de visitantes todo los procesos de elaboración del vino. Una visita de una hora de duración, divertida, desenfadada para todos los públicos, con cata de vinos incluida, a cargo de la compañía de Teatro del Nab-Buf.
La visita tiene un coste de 10 euros y se organiza para un mínimo de 2 personas y un máximo de 50.
Iniciativas como estas atraen visitantes, dinamizan el territorio y sobre todo nos acercan al mundo del vino desde otra óptica...

Grupos de compras: la comercialización de productos enoturísticos y servicios gastronómicos






Outlets, low cost , ofertas, remates final son los tags gancho del consumo actual.





El consumidor, frente un panorama económico no muy brillante y ante la incertidumbre de los ingresos futuros, se ha convertido en un buscador: un buscador de ofertas, de oportunidades, en definitiva, de CHOLLOS.
El mercado, sensible a todos los cambios, ha percibido esta necesidad. Por ello, Internet ha propiciado la creación de nuevas empresas de intermediación tecnológica comercial, encargadas de promocionar y comercializar estos productos a precios especiales. Aquí aparecen las centrales, grupos o clubs de compra, un nuevo canal para la comercialización- ágil, rápido, y efectivo para distribuir productos y servicios- .

¿Cual es el modelo de negocio?
La suscripción a la empresa. Un gran número de asociados serán cada día bombardeados con ofertas en forma de cupones con descuentos, bonificaciones sustanciales que algunas veces, según publicitan, llegan a alcanzar un descuento del 90% del precio real.
La segmentación.
Segmentación geográfica: la mayor parte de los servicios que ofrecen están enmarcados en una área geográfica delimitada, de modo que servicios y público objetivo están en el mismo radio de acción.
Segmentación por perfil de clientes: el cuestionario previo a la afiliación proporciona a las centrales de compra un perfil claro y muy segmentado de sus clientes.
La promoción directa: la captación de miembros y la promoción del club se realiza en las redes sociales, mediante campañas virales que permiten conectar con los futuros compradores de forma rápida y efectiva..

El menú cultural del verano esta servido

Como cada verano, nuestro patrimonio se pone de gala para celebrar las mejores programaciones culturales, una excusa perfecta para escuchar música, ver teatro o deleitarnos con las iniciativas más originales en entornos inigualables.
Hay para todos los gustos, propuestas de lo más tradicional a lo más vanguardista... el menú cultural veraniego está servido.
Estoy escuchando un concierto gospel en el real monasterio de Santes Creus, y no puedo dejar de pensar; ¿cómo es que la D.O. Conca de Barbera no ha aprovechado la ocasión para organizar alguna iniciativa de promoción de sus productos?
Bajo la luz de la luna en uno de los muchos castillos que incluye la programación de “Música als Castells” , pienso por qué no se ponen de acuerdo las diferentes administraciones, asociaciones y consejos reguladores, para complementar los eventos culturales y aprender a vender el territorio y sus productos agroalimentarios.
Se piensa en aprovechar el tirón del verano para entretener al personal, para culturalizar a los ciudadanos, para dar a conocer el patrimonio..., acaso no podríamos añadir a este listado de buenas intenciones promocionar los productos de la tierra y sus artesanos? En definitiva, dónde queda la promoción económica del territorio?
Trabajar conjuntamente es muy difícil, pero sumar sinergias siempre es positivo.
Hemos de aprender a vender nuestros productos como valores culturales y como un potencial activo dentro del territorio: solo así los visitantes de nuestra tierra conocerán y valoraran nuestros productos. Y recordemos: un cliente contento es nuestro mejor embajador.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...