Mostrando entradas con la etiqueta Productos agroalimentarios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Productos agroalimentarios. Mostrar todas las entradas

Turismo enogastronómico en Roussillon Languedoc


Turismo enogastronómico y la promoción de los productores agroalimentarios en Roussillon Languedoc

Acabo de aterrizar del sur de Francia. Aprovechando que tenía que desplazarme por motivos laborales, he decidido pasar las vacaciones de verano, en la zona Roussillon Languedoc.
Y como buen enoturista, he disfrutado de una estancia inigualable entre viñedos, bodegas y restaurantes del terroir, aderezada con el románico del maestre Cabestany, la ruta de los castillos Cataros, y un entorno natural privilegiado.

Comenzaré este post destacando el sello Qualité Sud de France para designar una zona compuesta por varios departamentos. El turista no suele ser conocedor de las demarcaciones legales, aunque suele tener clara una orientación geográfica. Por este motivo, marcas como esta que aglutinan una parte del territorio, facilitan la búsqueda de información, y nos ayudan a acertar en nuestra decisión.
Esta organización está formada por administraciones públicas conjuntamente con empresas del sector turístico: alojamientos, restaurantes, bodegas, puntos de venta de productos del terroir, ciudades turísticas… todos ellos unidos bajo unos criterios de calidad en los servicios, para poder dinamizar una promoción conjunta. Acción que también aplaudo, ya que realmente esa promoción tiene unos actores claros y un proyecto de comercialización definido.
También me gustaría destacar, en el caso de los productos vinícolas, las marcas de calidad arropadas bajo la denominación de Vins du Roussillon o Les AOC du Languedoc todas ellas dentro de la marca paraguas Sud de France, que aglutina el conglomerado de Appellacion de la región AOC - IGP, etiquetas difíciles de comprender para los visitantes no conocedores de la zona y de los vinos que en ella se elaboran.

La calçotada, una fiesta gastronómica





"El CALÇOT, el porró i els castellers, són les tres coses de casa nostra que sempre m’han fascinat, surten de la terra i em fan mirar al cel".
Empiezo este post remitiendome al prólogo del libro "la cocina de los calçots" de Bigas Luna.
Si hay un evento gastronómico que se ha impuesto en el calendario gastronómico catalán, es la calçotada. De Noviembre a Abril, la calçotada se ha convertido en un evento donde se combina gastronomía y fiesta, alrededor de un producto muy singular el calçot.

Turismo gastronómico, la gran torre de Babel





 Para dinamizar el territorio necesitamos de la cooperación de todos los agentes que en el actúan.


Hace mucho tiempo que estoy trabajando dinamizando acciones vinculadas con productos agroalimentarios. En los últimos años todos los encargados de programas de desarrollo de medio rural, hablamos constantemente de la transversalidad, entre los sectores agroalimentario y turístico. Cuando se habla de promoción gastronómica, directamente lo asociamos a recetas y restauradores, pero no tiene sentido si no vinculamos todo el territorio. Se ha de trabajar con los productos autóctonos y con las personas encargadas de su producción. Para dinamizar territorio necesitamos de la cooperación de todos los agentes que en el actúan y trabajar conjuntamente para la creación de productos turísticos .

La trufa el diamante negro



En estas fechas navideñas de asados y rellenos, he dedicado este post de producto a la trufa negra, una joya de nuestra tierra y un complemento para nuestros cocineros. La trufa negra (Tuber melanosporum) - del latín tuber tubérculo trufa y del griego melas, mélanos, negro y spor semilla, grano, es un hongo que crece escondido bajo tierra y siempre la encontramos acompañando las raíces de robles y encinas. Se parece a una patata irregular, entre dos a ocho centímetros, y de un color rojizo casi negro con unas finas nervaturas de color blanco. Es una seta de invierno -estacionalmente la encontramos entre los meses de Diciembre a Marzo-, pero es indispensable que el verano haya sido lluvioso para encontrar las condiciones ideales para su posterior crecimiento.

Por Navidad biandas de calidad





“Ara ve Nadal, matarem el gall i a la tia Pepa ni darem un tall”






Con esta tradicional canción catalana de Navidad, voy ha comenzar este post, vinculado a productos autóctonos. En este reportaje pretendo mostrar la tradición de comer aves por Navidad. Hacer un recorrido por las ferias más tradicionales, donde nos servirán de plato principal gallos, gallinas, pularda, capones, ocas, patos, pavos, picantones, codornices, pichones, pues estos son los protagonistas de la cocina de Navidad, como manda la tradición.
Según Joan Amades en su popular “Costumari Cátala” cita :
"La costumbre de comer gallo en Navidad se extendió de la nobleza a las gentes plebeyas, tanto en urbes como en la campiña".

A principios del siglo XX, tanto el Penedès como El Prat eran considerados los corrales de Barcelona. Todo el ganado de corral se criaba a las afueras de las grandes ciudades, pero suficientemente cerca para poder abastecer la demanda y sobre todo que el producto fuera fresco.
El pollo era una de las viandas más preciadas por nuestros tatarabuelos, que lo consumían en fechas especiales. Nada que ver con la cría industrial de pollos actual, convertido en un producto de gran consumo.

Analisis sobre el sector agroalimentario







El patrimonio alimentario del territorio representa un gran recurso para desarrollar y potenciar las economías locales. Por este motivo voy a dedicar los próximos post, a plantear la situación en que se encuentra el sector artesano agroalimentario en nuestro país. Todos los contenidos de los siguientes artículos, están documentado a partir de diferentes estudios sobre; Medio rural, Comercialización de productos agroalimentarios y varias encuestas. Realizadas por nuestra consultoria, a diferentes agentes del sector. Formularios recopilados a través de nuestros trabajos, de dinamización de proyectos de desarrollo económico en el ámbito agroalimentario y turístico.
La artesanía alimentaría esta a medio camino entre la economía y la cultura. Por un lado es un fondo de riqueza y actividad económica, por otro lado, la producción y la elaboración tradicional, supone un legado patrimonial cultural de la zona. Las empresas agroalimentarias locales están estrechamente vinculadas al sector turístico, artesano y patrimonial, reforzando las relaciones de desarrollo territorial integrado. Cabe destacar, que la artesanía alimentaría es una pieza importante para el desarrollo del sector primario. Ya que productores y elaboradores, comercializan los productos locales ,y en muchos casos ayuda a complementar la economía de los pequeños campesinos y ganaderos, que tienen dificultad en dar salida a sus productos a un precio digno. El mundo agroalimentario ha sufrido numerosos cambios frutos de las épocas en las que vivimos. Nuevos hábitos alimentarios, nuevos modelos de producción y comercialización. Los gustos del consumidor varían constantemente. Teniendo en cuenta, que los productos identitarios son los que marcan la diferenciación territorial, y constatando la dificultad que tienen para expandirse. Debemos empezar a pensar en herramientas para ayudar, por un lado a sensibilizar al consumidor sobre el consumo de productos de proximidad, y por el otro, ayudar a buscar nuevos canales de venta y comercialización de estos productos. Después de revisar varios estudios, he encontrado información varia, sobre el perfil de los artesanos agroalimentarios en general, estos datos nos darán unas pautas para conocer la situación del sector y analizar sus profesionales.
Para empezar diferenciaremos dos tipologías de artesanos:
- Campesinos, ganaderos, que ellos mismos son productores y elaboradores.
- Elaboradores que transforman la materia prima que compran a otros campesinos.
El sector agrario es un sector muy envejecido, la mayor parte de los campesinos tienen una edad comprendida entre los 55 a los 65 años. En cambio el sector secundario, productores elaboradores agroalimentarios, observamos que más del 50% tiene una edad comprendida entre 35-50 años, un perfil considerado joven según catalogación del Departamento de Agricultura. Otro dato que debemos tener en cuenta, es que muchos de los jóvenes están en el sector porque han heredado la explotación. Estos datos hay que analizarlos, ya que a partir de aquí, sabremos si las explotaciones y las pequeñas empresas, tendrán continuidad y si habrá relevo generacional. La mayor parte de empresas artesanas alimentarias son de carácter familiar, en la mayoría de los casos el hombre se encarga de la explotación agraria y la mujer de la producción de algún producto, elaborado con la materia prima, que ellos trabajan. Por este motivo, hay una presencia femenina muy grande en el sector. Es muy importante analizar el nivel escolar de los artesanos para pensar en futuras acciones de carácter empresarial, Casi todos los artesanos tienen un nivel escolar primario, entorno al 40% tienen estudios secundarios y alrededor de un 5% estudios universitarios. Según fuentes del Dar estudio EEEA 2005 (Encuesta de estructuras de explotaciones agrarias a Cat,) la mayor parte de empresas agrarias son de carácter familiar y tienen pocos trabajadores contratados. El 80% de empresas tienen menos de 8 personas contratadas. Alrededor del 15% tienen entre 9-16 personas trabajando en sus instalaciones. A partir de esta realidad la industria agroalimentaria ha de enfrentarse a nuevos retos: Nuevas demandas del consumidor. Nuevos formatos, nuevos productos... Nuevos canales de distribución. Aquí internet tiene es una pieza clave. Cada vez hay más competencia en todos los niveles de la cadena de la comercialización. Hay más competitividad y eficiencia entre los productores, esto quiere decir más servicios Necesidad de mayor profesionalización y de cultura de empresarial para poder salir adelante. Hay una diferenciación total, entre empresas por sus dimensiones y capacidades. Demanda de más servicios, mejor distribución, más documentación, degustaciones de productos, hacer vivir una experiencia al consumidor ... El consumidor es más exigente y valora la información y los valores añadidos que los elaboradores dan a sus productos, calidad, beneficios para la salud, sensibilización con el medio ambiente ... Por este motivo debemos pensar en hacer un cambio de mentalidad y empezar a ser eficiente con la producción.
La clave es ser competitivo y generar valor añadido.
E iniciar acciones, a partir de crear una estrategia colectiva, para dinamizar proyectos conjuntos, con todos los agentes del sector. Hemos de encontrar en este mercado global, tecnológico, competitivo, una oportunidad para los pequeños productores y elaboradores. Ellos son la clave de la diversidad y de la identidad del territorio.

Pedagogia de l’alimentació a les escoles


En aquestes dates al començament del curs escolar, veiem la creixent preocupació social sobre la problemàtica dels menús escolars. Comencem a trobar avui algunes escoles catalanes que implanten menús biològics, i se’n preveu un augment.
Efectivament, s’ha parlat molt de la necessitat d’una pedagogia del menjar: l’obesitat infantil, quadres de diabetis i altres malalties associades amb mals hàbits alimentaris fan necessària una actuació consensuada entre les escoles, les administracions i les famílies.
Però el problema no acaba aquí: Ens hem centrat en el Com mengen els nostres fills, sovint deixant de banda una qüestió més bàsica: Què mengen els nostres fills. I en aquest punt no tant sols hem de preguntar-nos quins productes específics escollim, sinó també llur provinença, com són produïts, distribuïts, manipulats, conservats i cuinats.
Segons declaracions del Doctor John Peterson Myers, en una jornada de la Maison de l’Unesco de Paris , la generació dels nostres fills serà la primera en gaudir de pitjor salut que els seus pares, assenyalant les condicions ambientals com a responsables d’aquest fet. I entre les esmentades condicions, té un lloc preeminent l’ús indiscriminat de productes químics en la producció agroalimentària global.
L’alimentació a les escoles esdevé doncs avui una pedagogia de l’alimentació, centrada en quatre punts fonamentals:
- Apostar per productes saludables de qualitat i naturals, entre els quals destaquen els productes de proximitat.
- Protegir el medi ambient: per a garantir la sostenibilitat assenyalem de nou la necessitat de productes de proximitat, reduïnt embalatges innecessaris i transports, però també apostant per una cultura de la reutilització i el reciclatge, tot incloent-hi productes de neteja bio i el compostatge,
- Garantir la justícia social: en aquest punt cal apostar cap un consum responsable, dirigit cap al comerç just, i la diversitat cultural.
- I finalment, una educació alimentària sensible a aquests temes, i permetent desenvolupar eines de treball complementàries com la creació d’horts ecològics o la manipulació directa per part dels infants de diferents aliments.
Una cuina no només per a menjar, sinó per a socialitzar-nos i aprendre
Des de gastronòmadas volem doncs fer-nos ressò d’aquesta qüestió, i fer una demanda a associacions, escoles, ampas i colectius ,qu es sensibilitzin en el tema i comenzin a fer accions al respecte.
Només una educació alimentaria del present pot garantir una alimentació responsable en el futur.

Adreces a tenir en compte:
Il.lustració:
Tutta- Silvia Angelet
Empreses Catering, menjadors escolars:
Associació Dinamis - Dina´m Girona, http://www.dinamis.cat/
Fundació Futur Barcelona, http://www.fundaciofutur.org/
PAM I PIPA Barcelona
Llibre recomenat:
Cuinem Tallers de cuina a l'escola
De M. Assumpció Roset, Isabel Puigdueta, Ada Parellada, Blanca Gonzalvo
SÈRIE: Comunitat educativaCOL·LECCIÓ: Biblioteca de Guix
Editorial GRAÓ http://www.grao.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...