Mostrando entradas con la etiqueta Ferias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ferias. Mostrar todas las entradas

En Alimentaria, Dónde están las tics matarile-rile-rile






Alimentaria, las Tics y las empresas agroalimentarias.








Visitar Alimentaria es siempre estimulante e interesante. Verdadero escaparate del sector agroalimentario mundial, Alimentaria es un punto de encuentro de los profesionales de la cadena de valor del sector alimentario y bebidas, unas plataforma de promoción tanto para los clásicos del mundo alimentario como para las más increíbles novedades. Un salón de referencia dentro del sector.
Pero no pretendo hacer un listado de empresas ni de nuevos productos lanzados al mercado, de eso ya se encargan otros medios.
Tan solo quiero plantearos una pregunta:

• En una sociedad donde el consumidor se ha posicionado como el mejor prescriptor,
• En un mercado donde el me gusta se ha convertido en el barómetro mesurador de popularidad,
• En un sector de gran consumo donde todos estamos implicados,


¿Qué lugar tienen en dicho salón las redes sociales, dónde están las TIC’S?

El EIBTM- la feria del sector MICE en Barcelona-.


Del 30 de Noviembre al 2 de Diciembre se celebra en la Fira Gran Via, de Barcelona  el EIBTM- The Global Meeting & Events Exhibition

El EIBTM es la feria líder del sector MICE: reuniones, incentivos, congresos, turismo de empresa, negocios. Durante estos días Barcelona está en el punto de mira del mundo del turismo internacional. es el punto de encuentro de todos los profesionales especializados del sector.
Es la segunda vez que visito esta feria, y creo que es la mejor organizada y más profesional de cuantas he visitado. Una feria del siglo XXI, donde la gente no viene a perder el tiempo, ni a mirar espectáculos, ni a comer, ni a rellenar bolsas con merchandising vario. Aquí los profesionales vienen a trabajar, a conocerse, a vender y comprar, con sus agendas previamente planificadas y las ideas claras.
En definitiva, una feria bien orientada y perfectamente segmentada: tres días de intenso ritmo, que continúa una vez en casa con el trabajo de clasificar, organizar y crear producto con los contactos de la feria.
Cosas que me han sorprendido:

Alimentaría territorio de nuevas oportunidades



Despues de la Semana de Alimentaría te quedas saturado, Vacio, agotado. La agenda llena de Nuevos Contactos, reencuentros, catas, Conferencias, Información Más información.
Las ferias Tomar Sirven Para El pulso al sector, Experiencias Compartir para, cara Poner a todos Aquellos Que Conoces POR electrónico Viejos amigos y Encontrar, ves en solitario Que, heno CUANDO ALGÚN evento Importante.
Entrar en recinto ferial de la ONU, es entrar en engranaje gran des, Donde factor de El Espacio Tiempo no Existe. No sabes ni que hora es, ni Donde estás. Podrias Estar en más cualquier rincón del Mundo, Todas Las Iguales hijo ferias. Como de Parece Que El Bussines te Haya abducido y Estés en El Dinero planeta.
Para mi, ESTA Alimentaría , ha Sido la Alimentaría Del Cambio . Hacia Tiempo Que No Habia Encontrado Tantos Profesionales, Que han saltado de casillero. Unos Porque los han despedido, Porque Otros han Cambiado de Empresa y Los Ultimos Porque se han Lanzado a la loca Experiencia de Ser emprendedores, y crear de su Propia Empresa.

Por Navidad biandas de calidad





“Ara ve Nadal, matarem el gall i a la tia Pepa ni darem un tall”






Con esta tradicional canción catalana de Navidad, voy ha comenzar este post, vinculado a productos autóctonos. En este reportaje pretendo mostrar la tradición de comer aves por Navidad. Hacer un recorrido por las ferias más tradicionales, donde nos servirán de plato principal gallos, gallinas, pularda, capones, ocas, patos, pavos, picantones, codornices, pichones, pues estos son los protagonistas de la cocina de Navidad, como manda la tradición.
Según Joan Amades en su popular “Costumari Cátala” cita :
"La costumbre de comer gallo en Navidad se extendió de la nobleza a las gentes plebeyas, tanto en urbes como en la campiña".

A principios del siglo XX, tanto el Penedès como El Prat eran considerados los corrales de Barcelona. Todo el ganado de corral se criaba a las afueras de las grandes ciudades, pero suficientemente cerca para poder abastecer la demanda y sobre todo que el producto fuera fresco.
El pollo era una de las viandas más preciadas por nuestros tatarabuelos, que lo consumían en fechas especiales. Nada que ver con la cría industrial de pollos actual, convertido en un producto de gran consumo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...