Mostrando entradas con la etiqueta Creación de producto turístico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Creación de producto turístico. Mostrar todas las entradas

La creación de productos enoturísticos



Del recurso enológico al producto turístico 




Hasta ahora se ha hablado de los diferentes elementos que configuran un destino enoturístico, así como de la creación de un “clúster” de producto turístico para dinamizar campañas de promoción, pero, ¿cuál es el secreto para comercializar?
De entrada, contar con un producto turístico. Debe dejar de hablarse de enoturismo en abstracto en la bodega, como concepto general, y empezar a definir productos claros, competitivos, con valor añadido para un cliente objetivo. Esto pasa por la ejecución de dos líneas de trabajo a todas luces comprensibles:

-La primera cada empresa de manera individual, ha de crear unos productos turísticos claramente posicionados en el mercado, bien segmentados según sea su potencial consumidor e indisolublemente alineados con la estrategia comercial de su empresa.

-La segunda pasa por la creación de paquetes turísticos. Eso significa construir alianzas, trabajar conjuntamente con otros actores del territorio para crear productos ensamblados entre diferentes agentes y una variedad de servicios cuyo posicionamiento se sitúe a un mismo nivel. Ello comportaría la creación de productos turísticos originales, innovadores y coherentes con el proyecto general del destino, incluso dentro de las líneas estratégicas de la denominación de origen.

Denominación de origen versus destino turístico



La cohesión territorial, premisa básica para convertir un territorio agrícola en un destino turístico


El enoturismo ha de suponer la puerta de entrada a nuestras comarcas tradicionalmente agrícolas. Las empresas agroalimentarias están estrechamente vinculadas al sector turístico, cultural y patrimonial. El patrimonio agroalimentario de la región debe convertirse en una locomotora del desarrollo económico territorial. Ha de integrar los negocios locales, estimular la cooperación entre las diferentes empresas de la demarcación y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Pero estos avances no deben proyectarse únicamente en el sector enológico sino que se han de extender también al turístico.
El enoturismo constituye una pieza clave para la cohesión territorial. Los recursos agroalimentarios, la hostelería, la restauración, el comercio especializado, las propias instalaciones del elaborador y el paisaje del vino son los principales reclamos turísticos de una zona. Sólo a partir de ellos podrán empezar a dinamizarse proyectos turísticos de desarrollo sostenible con sensibilidad medioambiental.
La singularidad del territorio, formado por la suma de las identidades de sus gentes, la diversidad de sus productos autóctonos, sus tradiciones y su manera de vivir, debe fomentarse. No puede olvidarse que una denominación de origen vinícola es diferente a un destino turístico. Conviene tener en cuenta el binomio turismo y vino. Y la fórmula infalible, “necesidad recíproca, beneficio mutuo”. Por este motivo, se hace necesario empezar a trabajar en la creación de productos turísticos diferenciados, donde queden reflejadas las particularidades del territorio y la personalidad de todos sus actores y sus productos.

Bodegas Torres una apuesta por el enoturismo




Tema: La cadena de valor, en la promoción y la comercialización de productos enoturísticos, perspectiva de una bodega grande.
Entrevista con Louis Cañellas i Domènech, director ejecutivo del departamento de enoturismo y eventos de Torres.

Artículo publicado en la revista ACE enologia, cuya linea editorial dirijimos desde Vinexus consulting.
1.- Presentación de Torres enoturismo:

En 1992 se decidió crear un Centro de Visitas abriendo nuestras puertas al público para dar a conocer la elaboración de nuestros vinos. Gracias a ello hemos logrado uno de nuestros mayores propósitos: colaborar en la divulgación de la Cultura del Vino.
Nuestro Centro de Visitas, gracias a su amplia oferta ocio-cultural y a su pasión por transmitir la tradición vitivinícola, ha conseguido cifras que nos han posicionado como una de las bodegas más visitadas de Europa.
Como reconocimiento a la labor de la empresa, Miguel A.Torres (presidente de MIGUEL TORRES, S.A.) recibió en el 2003 la medalla de Honor del Turismo, el máximo galardón que otorga la Generalitat de Cataluña por el esfuerzo dedicado a la promoción turística de Cataluña a nivel internacional.
Un importante equipo humano de veinte personas está actualmente volcado en esta misión de proponer y promocionar una oferta enoturística siempre renovada, adaptándola a las nuevas tendencias y a las necesidades de los visitantes y atendiéndoles siete días a la semana en tres centros de visitas repartidos por toda la geografía catalana.

Visiones profesionales sobre Enoturísmo: Michel Durrieu



 

 
Entrevista con Michel Durrieu :
Presidente del grupo de empresas de viajes de negocio Gebta España.
Director de Marketing y Comunicación España & LATAN Carlson Wagonlit Travel

Temas que hemos hablado con nuestro especialista: 
  • El enoturismo visto des de la prespectiva de un profesional del turismo. 
  • El enoturismo una nueva oportunidad de negocio para las bodegas.
  • La creación de productos enoturísticos. 
  • La creación de experiencias. 
  • La comercialización de packs.
  • La clave para desarrolar un proyecto enoturístico de éxito, el trabajo conjunto de todos los actores del territorio

Buenas prácticas en temas de RSC y Enoturismo

Buena iniciativa de Cavas Vilarnau, Tu reciclas, VILARNAU transforma.

Dicha marca de cavas del grupo Gonzalez Byass, ha dinamizado una original campaña de promoción, vinculada con la sensibilidad medioambiental y de rebote con la promoción enoturística de sus instalaciones.
La campaña consiste en promocionar el reciclaje de tapones de corcho.
Al comprar una botella de la marca, te dan un original soporte troquelado con diez estrellas, donde tienes de introducir los diez tapones de corcho no importa la marca. Cuando tienes el soporte completo tienes de entregarlo en cualquier establecimiento que venda dicho producto y será canjeado por un premio. Vilarnau se encargan de recoger los colectores, como ellos llaman a los soportes de tapones, para posteriormente ser reciclados.
El premio por haber reunido los tapones, es una visita a las cavas con degustación de sus productos.
Me parece una iniciativa superinteresante, por un lado sensibilizas al consumidor en temas de reciclaje vinculado con el corcho, tema que la mayor parte de usuarios desconocemos y con el premio dinamizas turísticamente tus instalaciones.
Acciones como esta se han de aplaudir y ayudar a dar difusión:
Primero por implantar acciones de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) en la empresa ,de forma original y sensibilizando a los consumidores.
Segundo por todos los supuestos valores añadidos que implican acciones como esta.
Tercero para dinamizar enoturísticamente las instalaciones de la cava.
Y todo optimizando recursos...Felicidades!!!!

Creación de producto enoturísticos en la bodega.





Creación de productos turísticos en la bodega.

Cuando hablamos de crear productos turísticos en la bodega, los propietarios siempre nos miran con cara extraña.
En su interior piensan:
- ¿Qué están diciendo estos iluminados?

La respuesta de los bodegueros ante este planteamiento es siempre la misma:
-La bodega es como es y las visitas se pueden hacer más amenas o menos, pero es lo que hay....
-¿Pretendéis que hagamos circo en nuestras instalaciones?

Estos días aprovechando la feria del vino de Falset he visitado la Cooperativa Falset-Marçà, he de felicitar a los gestores de la preciada cooperativa, que ya por si misma es un atractivo de primer orden. Es una de las famosas catedrales modernistas del vino, diseñada por el arquitecto Cèsar Martinell.
He de felicitarlos por la brillante iniciativa de teatralizar las visitas.
De acuerdo con el guión, un actor adopta el papel de Blai, un trabajador de la bodega que se encuentra con el imprevisto de explicar a un grupo de visitantes todo los procesos de elaboración del vino. Una visita de una hora de duración, divertida, desenfadada para todos los públicos, con cata de vinos incluida, a cargo de la compañía de Teatro del Nab-Buf.
La visita tiene un coste de 10 euros y se organiza para un mínimo de 2 personas y un máximo de 50.
Iniciativas como estas atraen visitantes, dinamizan el territorio y sobre todo nos acercan al mundo del vino desde otra óptica...

Enoturismo : una nueva unidad de negocio para la bodega




Desarrollar un proyecto enoturístico en la bodega, dos unidades de negocio en las mismas instalaciones.



La visita a bodegas no es una actividad que se haya instituido hoy en día. Ya desde su inmediata creación, las bodegas abrieron sus puertas para dar a conocer sus productos y las actividades vinculadas al vino. Se trataba de una labor de fidelización de clientes, de una actividad que se llevaba a cabo con mucho cariño en el propio corazón del negocio pero sin ningún propósito de obtener una nueva fuente de ingresos.
Cierto es que cuando se habla de enoturismo la bodega pasa a ser un atractivo de primer orden, un elemento clave si se pretende articular la oferta turística en torno al vino.
Pero, para conseguir resultados, es requisito indispensable que la bodega tenga conciencia turística; ha de ver en el enoturismo una nueva unidad de negocio dentro de sus instalaciones. Y, por este motivo, ha de empezar a trabajar en la transversalidad de dos sectores: el enológico y el turístico.
La bodega debe estructurar una nueva estrategia de negocio vinculada al turismo. Ha de considerar el enoturismo un nuevo canal de comercialización de sus productos; ha de confiar en la venta directa y aprovechar las visitas para conseguir clientes incondicionales y que el lazo emocional que se establece entre el enoturista y la marca convierta al visitante en el mejor embajador de sus productos. Ello supone dedicar recursos humanos y financieros.



A fin de recibir visitantes, es esencial habilitar convenientemente las instalaciones de la bodega. Ésta ha de saber revalorizarlas adaptándolas a los tiempos presentes en materia de seguridad y accesibilidad; pero, sobre todo, debe encontrar elementos que vertebren una visita y promover espacios donde interpretar el proceso de elaboración del vino. En definitiva, el futuro pasa por un aprendizaje que genere experiencias vinculadas al terruño, a las instalaciones vinícolas, a las personas que intervienen en el proceso de elaboración del vino y a su consumo, es decir, a todos los elementos que tengamos a nuestro alcance.

Y recuerda si tú no sabes por dónde empezar y quieres que nosotros te ayudemos a desarrollar un proyecto enoturístico no dudes en llamarnos Vinexus.

Museos del vino y centros de interpretación enoturística




Los museos del vino y los centros de interpretación, han de ser el punto de partida y la puerta de entrada a nuestro territorio. 




Actualmente en nuestro país hay más de ochenta museos del vino.
Esos centros son fruto de una época, y básicamente tienen su origen en un concepto museístico etnológico del territorio. Muchas veces, estos museos son recintos con una amplia exposición de utillajes, de objetos clave en la historia del sector vinícola. En este sentido son una mirada hacia la vida rural, hacia una forma de vida vinculada al vino y al terruño.
Dichos proyectos museístico, caducos la mayor parte de las veces, suelen ser poco interesantes para la mirada del espectador contemporáneo.
Al desarrollar un proyecto enoturístico, estos centros se convierten en un elemento clave para la lectura y la interpretación de la demarcación. En el orden de prioridades dentro de la experiencia enoturistica los nombraríamos “motivadores directos de los flujos turísticos”. Los centros de interpretación se ubican entre los principales atractivos turísticos cuando visitamos un territorio enológico.
El visitante, cuando llega a un destino, se encuentra muchas veces desorientado, y busca los elementos clave que le ayuden a entender el territorio y los recursos turísticos que en él se encuentran. Es decir, busca la información para articular su estancia y los polos de atracción afines a sus gustos.
Estos centros de interpretación han de ser el punto de partida y la puerta de entrada a nuestro territorio.

La comercialización de productos turísticos Enogastronómicos.


En el post de hoy vamos hacer una radiografía de la comercialización en destinos rurales, de interior, en destinos enoturisticos.

-Los agentes de las regiones vinícolas no tienen conocimiento del funcionamiento de la comercialización e intermediación turística, por este motivo es básico trabajar para:
.Formar a los profesionales.
.Crear productos turísticos bien estructurados.
.Generar nuevas experiencias vinculadas con la gastronomía, la enología y el territorio
-Los profesionales de la intermediación turística, desconocen los productos creados por los agentes enológicos, y por consiguiente no suelen comercializarlos.
-La tendencia en el mundo del turismo es la especialización, y para conseguirla se requieren profesionales capacitados que dominen los diferentes sectores.

Ofertas enoturísticas

Durante estos días la prensa nos sirve de escaparate de las más variadas ofertas turísticas, como promociones de hoteles de gamma alta, vinculadas con servicios de salud y belleza, spas de lujo que intentan incentivar la temporada baja con paquetes de prestaciones complementarias. Algunos de ellos han aprovechado su emplazamiento en territorio del vino para añadir a su oferta ya por si atractiva, visita a bodegas, catas y degustaciones de vino.
Aplaudo esta iniciativa:
- Primero, por apostar por el enoturismo, con el esfuerzo que supone tener abierto unas instalaciones durante los fines de semana y los meses de invierno (temporada baja), y con la inversión que representa, tanto en recursos humanos como económicos.

Una bodega con sensibilidad enoturística



Que debe tener una bodega para recibir turistas en sus instalaciones.
Esta semana he estado en el Penedès impartiendo unos seminarios de formación sobre la comercialización de servicios enoturisticos. Según acordamos con los diferentes actores de EnoturismePenedès, cada reunión del grupo, la realizaríamos en las instalaciones de los diferentes miembros adheridos al Consorcio, con la clara intención de conocer los servicios enoturisticos de cada empresa y las instalaciones de los asociados. La finalidad de estas acciones, es la de generar sinergias entre ellos y cohesión de grupo.
Esta ultima jornada la hemos realizado en bodegas Torres en Vilafranca del Penedès, los RRPP y los encargados de eventos de la bodega, nos acogieron y nos ensañaron sus instalaciones.

Monográfico enoturismo, ACE enología


Adjunto el sumario del monográfico especial en enoturismo, que se publicara durante los meses de Noviembre Diciembre en la revista ACE enología. La línea editorial de la cual, me he encargado de coordinar. En este número especial de fin año hemos reunido a diferentes especialistas que nos mostrarán, a partir de sus experiencias personales, la situación actual en la que se encuentra el enoturismo en nuestro país.

El consumidor es un ser en constante evolución, y actualmente el vino, y  todo lo relacionado con su elaboración y consumo, se han posicionado como uno de sus intereses más valorados. El vino es cultura, y la cultura del vino se ha convertido en el eje temático del desarrollo turístico de los territorios vitivinícolas. El vino, el terruño, sus gentes y sus tradiciones han trascendido de la propia sociedad productora para transformarse en elementos de gran valor para el viajero actual.  Y son dichos elementos los que, unidos a los servicios de restauración, comercio y hoteleria, se han posicionado como los componentes vertebradores del turismo del vino. El enoturismo es hoy un valor en alza.
Y no obstante, la situación del turismo del vino en nuestro país dista de ser clara. Parece sorprendente que, en un país con el mayor viñedo del mundo, con tan alto nivel de desarrollo enológico por un lado, y tan vanguardista en la industria del turismo por el otro, ambas realidades sean aún tan difíciles de encajar en un propósito común. Efectivamente, frente a la floración de interesantes proyectos y de promesas de futuros desarrollos, el sector presenta notables lagunas e incertidumbres.

El vino, los festivales del verano y el enoturismo

 
Maridaje veraniego, cultural con productos autóctonos.

Cuando llega el verano, en la mayor parte de los municipios del país se programan actividades lúdico culturales: ciclos de música clásica, festivales de jazz, festivales de danza, conciertos de música folk o de músicas avanzadas, programaciones artísticas…. citas indispensables de los lugareños para festejar largas veladas estivales a la luz de la luna.
He de confesar que tengo una manía, supongo que por deformación profesional: la de mirar la esponsorización de los evento, esos iconos en la parte posterior de los folletos, la mayor parte de ellos de entidades públicas, o en el caso que el evento tenga una dimensión más local, esas largas listas de comercios y empresas que han contribuido en la financiación del acto.

Vacaciones, promoción y Enoturismo






Oficinas de promoción turística. Conocer el territorio, conocer las iniciativas que en él se desarrollan.

Hoy he ido a la oficina de turismo del pueblo donde veraneo, en la Costa Dorada Tarraconense, a preguntar si tenían información sobre las rutas del vino de la zona o bodegas abiertas al público, para poder ser visitadas. Después de diez largos minutos de búsqueda entre millones de folletos de la oficina, la informadora ha acabado llamando a la responsable de la oficina, para que la ayude en la búsqueda. Finalmente, y después de más de un cuarto de hora de espera, y de monopolizar a dos personas del personal en plena temporada, la directora de la oficina se ha dirigido a mi, y, con cara de persona super eficiente, me ha pasado el teléfono del Patronato de Turismo encargado de gestionar las rutas del vino de la zona y un par de folletos de dos importantes bodegas de la demarcación.
Hoy, ya hace un año que estuve en Galicia. No hace falta que os diga mi obsesión con el tema, así que hice la misma pregunta en la oficina de turismo de Santiago y de la Coruña. Después de una también larga y penosa búsqueda, finalmente me pasaron una larga lista fotocopiada de las bodegas del Valle de Salnés, y otra de Ribeiro. Y así sucesivamente, en diferentes zonas, con diferentes experiencias al respecto. Pero me alargaría mucho explicándoos mis múltiples aventuras de enoturista en busca de nuevos horizontes.
Y aquí os dejo la obligada pregunta : ¿Cómo queremos tener visitantes, si donde van los turistas no dejamos nuestra información?

Nuevos destinos enoturísticos



En estos calurosos días de verano os voy a proponer un refrescante destino enoturístico. Des de hace un tiempo, todos buscamos novedades para introducir mejoras en el proceso de elaboración de nuestros vinos. Investigamos nuevas maneras de innovar en torno al proceso vinificación, en la viticultura, en la enología incluso en la comercialización.
Hace unos años, a todos nos sorprendió un vino elaborado en Chile de bodegas Viña Casanueva. La característica principal de este producto, es que había disfrutado de una crianza submarina. Sí, habéis leído bien, se habían sumergido las botellas en las costas chilenas del océano Pacífico, para dejarlas reposar y observar como iba a evolucionar en el fondo del mar.
Esta iniciativa fue vanguardista en todos los aspectos, con ella se abrieron un mar (y nunca mejor dicho!) de nuevas posibilidades en la crianza de los vinos...

Enoturismo: una vez vista una bodega, todas las bodegas son iguales


Con el título del post reflejo el pensamiento de una parte importante de la población que visita nuestras bodegas. Cuando comentas a tus conocidos, cuando dices en público que te dedicas al enoturismo, la mayor parte de la gente te pregunta: ¿ Pero hay gente que se desplaza expresamente a una denominación de origen sólo para probar vinos?.
La realidad es que, mucha de la gente que se desplaza y planifica una estancia en un territorio vinícola, muchas veces, sale descontenta del destino: descontenta de no encontrar ningún establecimiento abierto en días festivos, de que no te den de comer más tarde de las diez, de que vistas tres bodegas todas las visitas sean iguales, aburridos de no poder hacer otra actividad aparte de descansar.
Esto es debido, básicamente, a que muchas Denominaciones de Origen vinícolas no son territorios turísticos. Carecen de infraestructuras y deservicios idóneos, y los horarios de apertura de los establecimientos no son los adecuados. En definitiva: les falta la conciencia turística del destino.
Tener una bodega no significa tener un recurso turístico. Una bodega es, en esencia, un recurso vitivinícola. Pero una bodega también es un recurso turístico potencial que tenemos que poner en valor, para que resulte interesante a nuestros visitantes. Este es uno de los puntos donde radica el gran problema del turismo del vino.

Turismo gastronómico, la gran torre de Babel





 Para dinamizar el territorio necesitamos de la cooperación de todos los agentes que en el actúan.


Hace mucho tiempo que estoy trabajando dinamizando acciones vinculadas con productos agroalimentarios. En los últimos años todos los encargados de programas de desarrollo de medio rural, hablamos constantemente de la transversalidad, entre los sectores agroalimentario y turístico. Cuando se habla de promoción gastronómica, directamente lo asociamos a recetas y restauradores, pero no tiene sentido si no vinculamos todo el territorio. Se ha de trabajar con los productos autóctonos y con las personas encargadas de su producción. Para dinamizar territorio necesitamos de la cooperación de todos los agentes que en el actúan y trabajar conjuntamente para la creación de productos turísticos .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...