Como crear una ruta turística





Una ruta turística, la mejor manera de ensamblar recursos y empresas del territorio


Últimamente parece que todos los productos turísticos que se están creando a nivel territorial se articulan alrededor del concepto de ruta. 
Por este motivo, y coincidiendo con una clase que estoy impartiendo hoy, os voy hablar de cómo articular una ruta turística.
Para empezar, vamos a dejar claro la definición de ruta Turística: una ruta es un itinerario de lugares a visitar. En este sentido, es la suma de recursos tangibles e intangibles que incluyen recursos y atractivos del territorio o destino: equipamientos, infraestructuras, servicios turísticos, alojamientos, restauración, actividades recreativas, visitas, compras , eventos. En definitiva, una ruta turística es la suma de valores simbólicos del territorio vinculados con la cultura, la tradición y el patrimonio.

A continuación vamos a enumerar los once pasos indispensables para diseñar una ruta turística del siglo XXI:

1.      Realizar un inventario de los recursos turísticos del territorio.
2.      Georeferenciar los recursos mediante un sistema de información geográfica.
3.      Evaluar in situ las condiciones de mantenimiento y conservación del recurso y elaborar un dossier fotográfico de dichos recursos.
4.      Catalogar y ordenar la información obtenida de los recursos turísticos.
5.      En base al inventario de los recursos, y las potencialidades identificadas, se realizará una propuesta de actuación. Buscando un eje temático, alrededor del cual vamos a vertebrar la ruta.
6.      Documentarse en torno al tema del que queremos hablar; analizar las diferentes fuentes de información vinculadas con ese tema, tanto a nivel académico como a nivel de conocimiento local.
7.      Decidir cuáles serán los principales recursos y actores a partir de los que articularemos la ruta.
8.      Escoger cuáles serán los recursos complementarios.
9.      Definir y conceptualizar la ruta, a partir del eje vertebrador que hayamos seleccionado; es decir,  vamos a describir la ruta, definir cuáles van a ser los objetivos por los cuales se ha creado, enumerar cuáles van a ser los Recursos y los actores seleccionados y porque motivo.
10.  Definir formato y los soportes que vamos a utilizar: qué tipo de lenguaje escrito utilizaremos, cómo será el lenguaje visual, el logotipo, las fotografías y las ilustraciones…  qué grafismo utilizaremos? Fuente, tamaño formato de documento, cómo vamos a articular la creación de contenidos, en cuántos idiomas…

11.  Almacenar toda la información recogida e implementarla en los diferentes soportes escogidos para su difusión: creación de señalización territorial (carteles, indicadores… ),  digital (bases de datos, webs, CD, DVD, vídeos, apps… ) , material impreso: directorios turísticos, catálogos, folletos, guías territoriales, guías temáticas, guías de carretera, mini-guías territoriales, mapas, monotemáticos, etc.

Todos y cada uno de los puntos deben ser consensuados con todos los actores: requisito básico es que todos los actores del territorio se sientan coprotagonistas y artífices del proyecto.


Y sólo a  partir de todo este trabajo comienza el siguiente proceso: la creación del producto turístico para ser comercializado.
Pero de esto hablaremos en el próximo post.

Si os parece un poco complicado, desde Vinexus, especialistas en turismo y Tic´s  os podemos ayudar a articular la ruta y su puesta en valor, como también a crear productos turísticos listos para ser comercializados y las herramientas y plataformas para comercializar los productos y los servicios turísticos creados.
Y como no lo que más nos gusta acompañaros en todo el proceso de la promo-comercialización on line…





1 comentario:

Muchas gracias por tu participación, estamos en contacto Enoturismo 2.0:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...