martes, 9 de agosto de 2011

Tuna Tour l'Ametlla de Mar


La creación de servicios turísticos en una instalación agroalimentaria.






Grup Balfegó, empresa líder a nivel internacional en la producción del atún rojo, tiene claro que, para posicionarse en este mercado global hay que trabajar
- en la excelencia del producto, para ser los mejores.
- en la innovación, para ser pioneros
- en temas de Responsabilidad Social Corporativa, para ser sostenibles.
- en investigación y desarrollo para mejorar sus productos
- generando valor en todos los procesos de la producción de la empresa, para ser lideres del sector.
Grup Balfegó ha entendido que la mejor promoción para su marca es crear complicidad con el consumidor. Y para crear esa complicidad, hay que saber transmitir todos esos valores, tanto de la empresa, como del producto que ellos trabajan: el Atún rojo.

Ayer realizamos un funtrip en la Ametlla de Mar, una jornada de familiarización para conocer las instalaciones que el Grup Balfegó tiene en dicha localidad, un viaje donde estuvieron invitados todos los responsables de las oficinas de turismo de las Terres de l’Ebre.

La jornada, organizada por el Patronat de Turisme de la Ametlla de Mar, trascurrió en dos espacios físicos diferentes y complementarios a la vez. El primero en alta mar, en la granja de engorde que tiene dicha empresa tiene frente el litoral de la Ametlla, y posteriormente en las instalaciones del grupo, donde se realiza todo el proceso de manufactura del atún.
Podría centrarme en muchos ámbitos vinculados con el marketing y comunicación de la empresa pero hoy voy hablar de su sensibilidad turística.
Nos vamos a centrar en como se cuece, se cose, se crea un producto turístico.
Os voy a explicar mi receta secreta para cocinar un producto turístico.
En este caso cocinaremos atún a las 5 eses.

 1 kg de Seguridad
 500 grs de Sorpresa: crear algo inesperado
 1 kg de Singularidad: producto diferencial
 3 horas de Sociabilidad; compartir disfrutar con los otros
 1 cucharada de Sentimiento: amor por lo que estás haciendo.



Ayer, todos los que asistimos al funtrip, supimos que estábamos ante un producto turístico de primer orden, vinculado con el territorio con la Ametlla de Mar, con las Terres de l’Ebre.


Ayer vivimos una experiencia única: nos bañamos con los atunes.
Ayer también aprendimos: en el centro de interpretación del atún rojo, en el espacio gastronómico, durante todo el proceso de manipulación que el grup Ballfego tiene implantado en sus instalaciones; nos aportó conocimiento
Ayer disfrutamos con la degustación del producto.
Y todo ello nos transmitió emoción, sentimiento,amor por el producto y por el territorio.
Todos los ingredientes que hacen que un servicio turístico sea un éxito.
En conclusión: ayer disfrutamos de una jornada única, de esas que no se olvidan, en buena compañía.
Aún hay quienes dicen que es difícil crear un proyecto turístico en una instalación agroalimentaria..... pues sobre todo hay que tener pasión por lo que haces y ser creativo.... creatividad al poder!!

1 comentario:

  1. yo justo estoy parando en un hotel en palermo me encanta viajar y tener ese tipo de servicios y mas cuando voy a un lugar con mar

    ResponderEliminar