El boom de vender experiencias empaquetadas, una oportunidad para las bodegas y para los restaurantes.


Si hay un concepto que define el mundo del turismo actual es la creación de experiencias.

Todos los profesionales del sector turístico hablamos constantemente del término.Hacer vivir experiencias únicas, atractivas, diferenciadas, es el handicap de los encargados de la creación de producto. El mundo de las experiencias ha entrado en la comercialización turística, y parece que para quedarse por muchos años, y la pregunta que todos nos hemos hecho en algún momento:
¿Que hemos de hacer para crear experiencias y que puedan ser comercializadas con facilidad?
Los cofres regalo, o las cajas de experiencias, representan una de las alternativas que se han creado según dicho concepto,de vender experiencias, una apuesta clara, práctica e innovadora que se ha posicionado en el mercado y según los resultados con unas buenas expectativas de crecimiento.
Sin lugar a duda un producto innovador tanto en el concepto, como en la forma de empaquetarlo, en el canal de venta y en su público objetivo./
Los primeros cofres regalo que salieron al mercado fueron los de Bongo, empresa absorbida por Smartbox, de origen francés, actual líder del mercado español con una facturación de 30 millones de euros en el año 2009, según leía en un estudio de la empresa publicado en la Vanguardia.
Se dividen básicamente en cinco grandes bloques: escapadas de fin semana , actividades de bienestar spas wellness, aventura, espectáculos o gastronomía. En su interior, un atractivo catalogo de servicios nos presenta la oferta, las posibles opciones de servicios, localizadas geográficamente y con la facilidad de ser usada cuando el consumidor desee, al largo de un año útil a partir de la fecha de compra.

Hemos de pensar que es un producto pensado a doble banda: por un lado el consumidor que lo compra, por otro lado el receptor que lo va a consumir.
El éxito de este producto precisamente radica en lo práctico y adaptable que es, tanto para quien lo compra - yo regalo un presente original, divertido, que no ocupa lugar y con un precio relativamente ajustado - como para quien lo recibe: yo decido con quien, cuando y donde lo voy a consumirlo. Es decir, garantía asegurada de acierto.

A nivel empresarial, sin lugar a dudas, tiene muchos valores añadidos. Para empezar utiliza un nuevo canal de comercialización, asociado a grandes cadenas de distribución de productos de ocio y de cultura, desvinculado de las agencias de viajes tradicionales - aunque muchas agencias actualmente lo están comercializando –
Se trata de un producto creado para un nuevo momento de consumo. Y vende una experiencia, un servicio vinculado al ocio, la cultura o a empresas turísticas, empaquetada como un regalo.
La empresa trabaja como intermediadora de un servicio, pero, y este es el mayor acierto, no necesita personal especializado para vender este producto. Curiosamente la persona a quien han ofrecido la caja regalo, es decir el receptor, será la encargada de gestionar la reserva final de su servicio.
La empresa como tal no necesita un gran capital para gestionar los productos, con el beneficio añadido que el cliente paga con anterioridad, el servicio que otro va a consumir.
Actualmente en España están operando varias empresas en esta línea: La vida es bella, Plan B, gestionada por el grupo Barceló, Dakota Bo, Living the city orientado a un público objetivo femenino que busca nuevas actividades, según tengo entendido de momento localizado en Barcelona, Disfrutalia... ¿Vosotros conocéis alguna más?
De hecho he empezado el post pensando en como vender experiencias enoturisticas. La creación de cofres regalado es una posibilidad de empaquetar experiencias, es un nuevo canal de comercialización. En la búsqueda de información, ya sabéis como es la red, me he perdido por los cerros de Úbeda y finalmente ha salido este post. En definitiva, los cofres regalo son una buena opción para comercializar experiencias vinculadas con Enogastronomia.
Ya podéis ir pensando, que experiencia crear originales, atractiva y diferenciada.
Ya podéis ir pensando con quien me he de aliar para vender mi bodega, mi restaurante o mi alojamiento.
En conclusión las experiencias empaquetas son una opción interesante para nuestro sector, es un producto en fase de crecimiento con un futuro prometedor y sin lugar dudas una manera innovadora de vender servicios turísticos. Explicadme vuestras experiencias con este sistema...

2 comentarios:

  1. Hola;
    No sé si conoces la oferta de paquetes experienciales de Galicia: "vive Galicia". Se trata de una oferta de 71 paquetes experienciales sobre 12 temáticas diferentes. El viajero selecciona su experiencia y nosotros se la "empaquetamos" para regalo.
    Te dejo el enlace por si te interesa: http://www.vivegalicia.es/index.php?lang=es
    Un saludo,
    Anna García
    Community Manager de Turgalicia (Turismo de la Xunta de Galicia).

    ResponderEliminar
  2. Hay otra empresa que se especializa en experiencias románticas sensuales, para disfrutar en pareja. Su web www.passionbox.es y la oferta es algo diferente y muy atractiva.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu participación, nos seguimos viendo por estos territorios del Marketing turístico. Estamos en contacto, saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...