Externalizar la dinamización enoturistica de la bodega





Yo no doy las llaves de mi bodega a nadie




En los últimos seminarios que he estado dando, siempre se plantea el mismo problema:
-A mi no me sale a cuenta tener una persona encargada de atender las visitas.
Cuando sigues tu charla siempre hay alguien en la sala, que deja ir el típico comentario;
-Tu tienes muy claro que hemos de crear productos turísticos en la bodega, pero para que salga a cuenta esta instalación,¿ cuantos turistas han de pasar por la bodega?.
Cuando vas a visitar las bodegas, para evaluar las posibilidades de desarrollar algún proyecto enoturístico, siempre la misma pregunta:
-¿Cuanto tiempo tardaré en amortizar la inversión que destino a enoturismo?.
Yo, siempre les respondo:
-¿ Te planteaste lo mismo cuando abriste la bodega?, ¿Cuantos años, esfuerzo humano y recursos económico, has invertido para conseguir elaborar tu primer vino? y no hablemos de todo el proceso de comercialización.
Pero hoy nos vamos a centrar en el enoturismo.
¿Has pensado en buscar un partner, que se encargue de dinamizar el proyecto enoturístico de tu bodega?



Igual como confiamos plenamente en nuestros distribuidores, los cuales son los encargados de comercializar nuestro producto en cada zona. Ellos son los responsables de seleccionar en que tienda venderán nuestros vinos, en que restaurantes servirían nuestros productos y que alianzas crear, con los agentes más significativos del territorio, para posicionar nuestra marca.
Pues lo mismo hemos de hacer con nuestros intermediarios turísticos, externalizar los servicios enoturísticos de la bodega, crear una alianza con un intermediario turístico, o de servicios culturales para que sean ellos, quienes dinamicen mi bodega.
Profesionales que conozcan el mercado turístico, que tengan localizadas las demandas del enoturista, que sepan posicionar los servicios creados en nuestra bodega, que sepan segmentar cada producto especifico para cada público objetivo, es decir que sepan comercializar.

Ante la apatía del sector al hablar de enoturismo, mucha veces propones la posibilidad de crear una alianza con alguna empresa del sector turístico. Y la respuesta es siempre la misma:


- Yo no doy las llaves de mi bodega a nadie!!!!

Creo que hemos de empezar a tener claro que invertir en enoturismo, es abrir una nueva puerta a otro sector, es trabajar transversalmente. Si nosotros no queremos destinar recursos ni económicos, ni humanos para dinamizar un proyecto enoturistico y por otro lado somos conscientes que el enoturismo puede repercutir positivamente tanto en el posicimiento de marca, como en las ventas directas. Tendremos de pensar en externalizar este servicio, que de buen seguro los profesionales del turismo sabrán comercializarlo mejor.
Y como bien dice el refrán:-“ zapatero a tus zapatos”.
En Vinexus te proponemos ser tus partners enoturisticos : ¿Hablamos?

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el post, excelente reflexión.

    ResponderEliminar
  3. Las bodegas deben sopesar la posibilidad de contratar empresas que desarrollen un proyecto turístico en sus instalaciones, si ellos no pueden o no quieren otros quizás están dispuestos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu participación, nos seguimos viendo por estos territorios del Marketing turístico. Estamos en contacto, saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...