Por Navidad biandas de calidad





“Ara ve Nadal, matarem el gall i a la tia Pepa ni darem un tall”






Con esta tradicional canción catalana de Navidad, voy ha comenzar este post, vinculado a productos autóctonos. En este reportaje pretendo mostrar la tradición de comer aves por Navidad. Hacer un recorrido por las ferias más tradicionales, donde nos servirán de plato principal gallos, gallinas, pularda, capones, ocas, patos, pavos, picantones, codornices, pichones, pues estos son los protagonistas de la cocina de Navidad, como manda la tradición.
Según Joan Amades en su popular “Costumari Cátala” cita :
"La costumbre de comer gallo en Navidad se extendió de la nobleza a las gentes plebeyas, tanto en urbes como en la campiña".

A principios del siglo XX, tanto el Penedès como El Prat eran considerados los corrales de Barcelona. Todo el ganado de corral se criaba a las afueras de las grandes ciudades, pero suficientemente cerca para poder abastecer la demanda y sobre todo que el producto fuera fresco.
El pollo era una de las viandas más preciadas por nuestros tatarabuelos, que lo consumían en fechas especiales. Nada que ver con la cría industrial de pollos actual, convertido en un producto de gran consumo.


De esta gran comercialización quedaron excluidas todas aquellas razas de lento engorde y con características diferenciales que no las hacían atractivas para la gran producción. Tanto es así que, supervivientes de esta globalización comercial, y gracias a diferentes iniciativas de algunos criadores que han creído en las razas autóctonas, en la actualidad podemos degustar y disfrutar de los mismos gallos o patos que comían nuestros abuelos.
Estas aves, criadas en corrales o en patios al aire libre, con una alimentación basada en cereales - fundamentalmente trigo y maíz - y completada con las mismas hierbas de los patios donde son criadas, son animales de crecimiento lento: necesitamos entre 77 días y 182 días para su desarrollo completo, más del doble de lo que necesitan los pollos tipo broiler, criados en grandes naves de forma intensiva y sacrificados a los 45 días.

Según Enrique Ferré Guinovart de La Bisabuela, gallos autóctonos, la suma de todos estos factores - raza, crecimiento lento, amplitud del espacio donde se ha criado, aire libre y alimentación - hacen que salga un producto de gran calidad con una carne consistente pero tierna.






A la brasa o a la plancha, asados o guisados en estas aves reencontrando el auténtico sabor del pollo de toda la vida. Es por este conjunto de cualidades organolèctiques que estas aves se valoran cada vez más.



En actualidad, hay que aplaudir las iniciativas que han surgido para recuperar estas razas e intentar que el consumidor las conozca, las valore y las identifique como una riqueza del patrimonio agroalimentario del territorio.
Son de alabar; las iniciativas puestas en marcha por los dinamizadores de las ferias, tanto del Prat del Llobregat como de Vilafranca del Penedès. Para acercar estas preciadas carnes, a las cocinas de los restauradores. Para conseguir que nuestros cocineros sean los mejores embajadores del producto y del territorio. Investigando nuevos platos, recuperando asados tradicionales, que nos transportarán a un viaje en el tiempo ..... a este sabor de autenticidad de territorio que todos buscamos en el plato.
Pero tenemos de trabajar todos juntos para hacer que estos productos los podamos encontrar tanto en las cartas de los restaurantes, como en las paradas de nuestros mercados, durante todo el año, que no sólo tengan un consumo estacional. Para ello es necesario que cada uno de nosotros, tanto consumidores como agentes implicados en la comercialización, creamos en el producto y aprendamos a valorarlo y consumirlo.
Entre las ferias avícolas más importantes de Cataluña, destacaremos tres, cada una con sus particularidades, pero todas ellas con un mismo protagonista: el gallo.
Esta semana empezaremos nuestro recorrido por la Feria avícola de El Prat del Llobregat, donde el protagonista es el gallo de pata azul reconocido por el característico color azul pizarra de sus patas y dedos. En la actualidad es la única ave de esta especie del estado español que ostenta el sello de Indicación Geográfica Protegida.


En el Mercado de Navidad de Valls, en la plaza de la iglesia se celebrará el Mercado Agroecológico Mercat Nadal, donde también podremos ir a buscar las biandas que degustaremos estas fiestas.
La última feria de nuestro recorrido, pero con carácter festivo, es la fira del gall de Vilafranca del Penedès. En las calles de la villa disfrutaremos de todo tipo de actos gastronomico-culturales-ludico-festivos, que hacen de este fin de semana, el punto de encuentro de todos los amantes de la gastronomía y del enoturismo.
Y os recuerdo que estas ferias tienen servicio de matadero y plumaje gratuito para todas las piezas compradas durante el evento. Espero pues; que os animéis a visitar estas ferias, que compréis alguna pieza para vuestras comida navideñas, que descubráis alguna nueva receta para elaborarla, y que disfrutéis de la experiencia de hacer cultura en vuestro tiempo de ocio, realizando vuestras compras gastronómicas navideñas. Buen Provecho!!!!

1 comentario:

  1. Sabemos que hay una exposición de gallos pintados en El Prat. Queremos contribuir a la iniciativa, y para que quien desee pueda pintar su gallo, hemos colgado un gallito de kirigami muy mono en la WEB. Para descargarlo de:
    http://www.maquihuasi.com/gallum.htm
    Jose Castillo
    Especialista en kirigami

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu participación, nos seguimos viendo por estos territorios del Marketing turístico. Estamos en contacto, saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...